Blogia

Grandes Alamedas

CARTA DE ISABEL ALLENDE

Santiago, 16 de mayo de 2006 

Estimadas compañeras y compañeros: 

En primer lugar quiero saludarlos a todos muy fraternalmente e informarles acerca del proceso de negociación que se realizó el sábado 13 de mayo por Grandes Alamedas en el ánimo de integrar la nueva Mesa que se constituiría en el Comité Central. 

Iniciamos un diálogo con Camilo Escalona para ver fórmulas de buscar una integración, pero siempre sujetas a la decisión final de los miembros elegidos por Grandes Alamedas en el Comité Central. Su oferta era la creación de dos vicepresidencias para nuestra lista.  

El Sábado, los miembros del CC de Grandes Alamedas acordaron  perfeccionar la propuesta añadiendo una vicepresidencia más, debido a que al ampliarse la Mesa a nueve miembros, nos parecía que tener tres miembros era lo justo y adecuado considerando nuestra votación a nivel nacional. Asimismo, reiteramos el criterio de la primera Vicepresidencia como la segunda autoridad partidaria. Escalona se comprometió a consultarlo, pero lamentablemente nos manifestó que ello no era posible por tensiones al interior de su propia lista. 

Estimamos que esa fue una actitud equivocada, pero respetamos la decisión tomada. Lamentamos que la mayoría del partido haya perdido la oportunidad de salir con una mesa que expresara al 95% de los socialistas y no sólo al 48% que la actual directiva obtuvo nacionalmente. 

Quiero manifestarles que tal como lo declaráramos ese mismo día, nos integraremos a la Comisión Política y desde allí ejerceremos nuestro rol de manera responsable y constructiva de cara a la ciudadanía, y colaborando lealmente con el gobierno de la Presidenta Bachelet. 

Un fraternal saludo,     

DIPUTADA ISABEL ALLENDE BUSSI

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

  

Santiago, mayo de 2006

 

Queridas compañeras y queridos compañeros:

 

Hemos culminado nuestro proceso electoral y la lista Grandes Alamedas representa cerca del 40% del partido, constituyendo un nuevo espacio político de gran diversidad, pluralismo y paridad en torno a una propuesta reformadora de la organización partidaria.

 

En primer lugar, gracias a cada uno de ustedes que nos apoyaron y que hicieron posible que hoy contemos con 11 cupos en el Comité Central Nacional, que serán ocupados de acuerdo a la votación obtenida y a la discriminación positiva por: Isabel Allende, Sergio Aguiló Arturo Barrios, Guido Camú, Edgardo Condeza, Jaime Gazmuri, Natalia Herrera, Patricio Mery, Pamela Pereira, Fernando Quiroga y Lautaro Videla. Además, contamos con diversos miembros del Comité Central por Regiones y también con Presidentes Regionales. Grandes Alamedas ganó en una mayoría importante de las comunas del país, a excepción de 3 comunas de la Región Metropolitana que concentraron la votación de la otra lista. 

Quiero invitarlos a que trabajemos coordinadamente en pos de fortalecer nuestro partido y de contribuir a un debate abierto y ciudadano, para que nos hagamos cargo de los requerimientos más sentidos de la militancia tales como mayor información, propuestas e intercambio de experiencias, educación, una mejor organización, iniciativas públicas, y accionar político en las agendas locales, regionales, nacional e internacional.  

Queremos una organización que debata y discuta de cara a la ciudadanía, que pueda crecer en su diversidad y que sea capaz de procesar sus diferencias de manera responsable y coherente. Este es el tipo de Partido Socialista que Chile y nuestra Presidenta necesitan. Ese es el partido que deseamos continuar construyendo y reformando mirando al siglo XXI. 

De Arica a Magallanes, más de 30.000 militantes acudieron a expresarse democráticamente. Hacemos un reconocimiento público a todos, porque estamos ciertos que durante esta campaña promovimos una mayor participación de nuestra base partidaria, buscando mayor transparencia, una gestión unitaria y el fin del tendencialismo exacerbado.  

Finalmente, reiteramos nuestro agradecimiento a cada compañera y cada compañero que colaboró y estuvo con nosotros para que consiguiéramos estos resultados. Con ustedes me  comprometo a seguir trabajando por la reforma de nuestro Partido, para mejorar nuestra inserción en la ciudadanía, recuperar su rol educador en el mundo popular y organizador del movimiento social, así como su necesaria modernización para llevar a cabo estas tareas, de manera más eficiente y participativa. Con todo ello, nos constituiremos en un mayor y mejor apoyo para nuestra Presidenta Michelle Bachelet.  

Un fraternal y cariñoso saludo, 

ISABEL ALLENDE BUSSI

DECLARACIÓN PÚBLICA DE ISABEL ALLENDE

Entregados los últimos cómputos del Comité Central Nacional por el Tribunal Supremo, única entidad con la autoridad para validar los resultados de nuestras elecciones internas, queremos declarar que estamos contentos y emocionados por el apoyo recibido en cada comuna de nuestro país. “Grandes Alamedas” representa cerca del 40% del Partido Socialista, y hemos constituido un nuevo espacio político de gran diversidad, pluralismo y paridad, en torno a una propuesta reformadora de la organización partidaria.
 
El gran ganador de estas elecciones es el Partido Socialista y sus más de 30 mil militantes que de Arica a Punta Arenas acudieron a expresarse democráticamente. Por eso queremos agradecer y hacer un reconocimiento público a todos y cada uno de ellos, sin importar por qué lista votaron. Creemos que hemos aportado, a promover una mayor participación de nuestra base partidaria. En sólo cuatro semanas de campaña hicimos llegar nuestro planteamiento, buscando la transparencia, la gestión unitaria y el fin del tendencialismo exacerbado. Lo que buscamos para el país se debe reflejar en el partido.

Queremos una organización que debata y discuta de cara a la ciudadanía, que pueda crecer en s diversidad y que sea capaz de procesar sus diferencias de manera responsable y coherente. Este es el tipo de Partido Socialista que Chile y nuestra Presidenta necesitan. Ese es el partido que deseamos continuar construyendo y reformando, mirando al siglo XXI.

De acuerdo a los resultados emitidos por el Tribunal Supremo sobre el Comité Central Nacional, la lista encabezada por Camilo Escalona ha alcanzado la primera mayoría relativa con el 48% y como ninguna lista obtuvo el 50% de las preferencias, es el Comité Central la instancia que deberá elegir en forma soberana la nueva directiva del Partido Socialista de Chile, de acuerdo a nuestro sistema electoral.

Esperamos sinceramente que luego de estas competitivas elecciones, todos, sin excepciones ni exclusiones, seamos capaces de reencontrarnos en la unidad del Partido, fortaleciéndolo a él, a la Concertación y a Chile.

Finalmente, reiteramos nuestro agradecimiento a cada compañera y cada compañero que colaboró y estuvo con nosotros para que consiguiéramos estos resultados. Con ustedes nos comprometemos a seguir trabajando por la reforma de nuestro Partido, para mejorar nuestra inserción en la ciudadanía, recuperar su rol educador en el mundo popular y organizador del movimiento social, así como su necesaria modernización para llevar a cabo estas tareas. Así, nos constituiremos en un mayor y mejor apoyo para nuestra Presidenta Michelle Bachelet.

DIPUTADA ISABEL ALLENDE BUSSI
“GRANDES ALAMEDAS”

DISCURSO DE ISABEL ALLENDE EN PROCLAMACIÓN DE GRANDES ALAMEDAS

DISCURSO DE ISABEL ALLENDE EN PROCLAMACIÓN DE GRANDES ALAMEDAS

DISCURSO DE PRESENTACIÓN
ISABEL ALLENDE BUSSI
CANDIDATA A PRESIDENTA PARTIDO SOCIALISTA DE CHILE
LISTA “GRANDES ALAMEDAS”
SANTIAGO, 1° ABRIL 2006

Queridos compañeras y compañeros:
Con orgullo y emoción deseo compartir con ustedes la alegría y el profundo significado político y cultural que tiene el haber elegido a nuestra primera Presidenta de Chile, una mujer socialista y excepcional como Michelle Bachelet.
Con orgullo por ser mujer. Porque como lo hemos dicho y lo seguiremos reiterando, Chile no puede alcanzar su máximo potencial de desarrollo y democratización sin incluir a la mitad de la población constituida por las mujeres.
Así lo ha entendido la Presidenta Bachelet al asumir el compromiso de la paridad en los máximos niveles del gobierno.
Y con profunda emoción, porque ella es hija del General de Aviación, Alberto Bachelet, un gran y leal colaborador del Presidente Salvador Allende.
Gracias a todos ustedes por estar esta mañana aquí. Gracias por confiar en mí. Este es un gran desafío. Gracias por caminar conmigo e iniciar la transformación que hace tanto tiempo nos venimos prometiendo efectuar en nuestro querido Partido Socialista.
Esta es la primera vez que una mujer asume este desafío. Sé que no será fácil cambiar a una dirigencia que ha gobernado el partido durante más de 15 años, y que ha salido fortalecida por los últimos resultados electorales. Pero nos anima un diagnóstico común y una profunda reforma que nuestro partido requiere y necesita.
Tenemos que tomar conciencia que a pesar de nuestros éxitos parlamentarios, seguimos siendo un partido de sólo el 9,6%. Si, compañeras y compañeros un partido de un solo dígito. Por ello, el mayor desafío que enfrentamos es cómo superar nuestro estancamiento electoral y convertimos en la gran fuerza política que Chile y el gobierno de nuestra Presidenta necesitan.
De esta forma, lo que se juega en la próxima elección interna es nuestro proyecto partidario. En esta contienda electoral se pone a prueba nuestra capacidad de renovar la forma de hacer política, nuestros propios liderazgos, y la capacidad para adaptarnos a los nuevos tiempos que soplan.

Ante todo se trata de reformar el Partido Socialista. Esto significa buscar un acuerdo entre todos los sectores que comprometa la voluntad de sus líderes, para institucionalizar y fortalecer más el partido.
¿Y cuáles son estos cambios? Nuestro Partido necesita terminar con los acuerdos cupulares que sustituyen a la democracia interna y convierten al Partido en un instrumento de poder al servicio de pocos dirigentes, impidiendo una mayor participación y la renovación partidaria, y estimulando la desmotivación de su militancia.
Nuestro partido requiere mejorar su inserción en la sociedad, en el pueblo, porque es allí, en el seno de la sociedad donde se viven los auténticos problemas, los anhelos y las aspiraciones de nuestra gente. Es allí donde el Partido debe cumplir su rol orientador, educador y comunicador de propuestas.
Nuestro partido debe y tiene que modernizarse en el sentido de lograr dominios especializados del conocimiento, debe disponer de una mejor organización, debe contar con canales fluidos con los sectores sociales que representa, debe disponer de mejores medios de comunicación y debe modernizar la gestión de sus finanzas.
Consideramos que el Partido debe fortalecerse como organizador del movimiento social. Salvador Allende fue un gran organizador social y un pedagogo que transmitió reflexión, propuestas políticas, consecuencia y emoción.
¿Cómo entendemos al Partido Socialista hoy? El Partido sustenta su acción en principios y valores solidarios, libertarios, igualitarios y democráticos. El Partido Socialista históricamente se ha comprometido a favor de lograr en Chile una sociedad más justa y más participativa, donde se respeten los derechos humanos, donde se termine con las desigualdades en la repartición de la riqueza, con las desigualdades de género, con las desigualdades de oportunidades y con las discriminaciones de toda índole. En esta línea seguiremos trabajando.
El Partido Socialista se debe a los sectores más humildes, a los discriminados y marginados, a las clases medias, a los trabajadores de la economía informal y a los intelectuales; de todos esos segmentos sociales proviene la mayor parte de su militancia y hacia ellos tiene que estar dirigido su compromiso.
Su rol es asumir la representación de tales sectores, no la sustitución de ellos, su responsabilidad es relacionarse con ellos, aspirando a representar y dirigir los procesos políticos en beneficio de nuestro pueblo.
Nuestro Partido no debe ser entendido como una estructura de pensamiento único y monolítico; ello no sería natural. Al interior de un partido es legítimo que puedan existir distintas visiones que ayuden a la reflexión partidaria y a la pluralidad de enfoques, pero éstos no pueden distorsionar la democracia interna y la disciplina partidaria.
El Partido Socialista está hoy incorporado a la Concertación de Partidos por la Democracia, una alianza de carácter estratégico, la más exitosa alianza política de la historia de Chile que debemos preservar como instrumento de largo plazo, y que hoy es el sustento del gobierno de Michelle Bachelet.
La Concertación es, incluso, más que los partidos que la integran, se ha convertido en una cultura aglutinadora del progresismo chileno, de carácter plural y de renovadas identidades.
Si queremos más democracia para la sociedad, también queremos y necesitamos más democracia para el Partido. Una democracia interna participativa, que involucre a los militantes en las tareas de formación política y pedagogía social, partícipes de una organización capaz de trasmitir una cultura liberadora de nuevas energías creativas. Esto es lo que el Partido y Chile requieren. De esto se trata cuando hablamos del Partido Socialista del siglo XXI.
Compañeras y compañeros, lo que buscamos en definitiva es construir un Partido Socialista que encarne en su organización y vida cotidiana el nuevo mensaje político que emerge en el país. Que apoye lealmente al gobierno. Un partido abierto y que acoja fraternalmente a nuevos ciudadanos, y que incremente las oportunidades de participación de las mujeres, los jóvenes y las minorías.
En esta lista hemos apostado por la paridad. La paridad es un principio filosófico profundo y a la vez muy simple. Es la demanda de las mujeres por compartir los espacios de poder. Constituye el ideal para cualquier sociedad en la que se promueve la igualdad entre hombres y mujeres, y en la que se busca que ambos sexos estén representados de manera equilibrada y armoniosa.
La paridad como criterio de distribución del poder político y sus responsabilidades contribuye a una mayor y mejor igualdad en el acceso a estos espacios, y tiene un efecto transformador para la sociedad chilena, inédito en su historia.
El Partido Socialista es el partido de la Presidenta de la República. Tenemos la responsabilidad ineludible de respaldar el programa de gobierno y por tanto, el principio de la paridad. Estamos conscientes de la profundidad del cambio que la Presidenta nos exige y sabemos que aún genera resistencias, pero no podemos sustraernos a la necesidad de manifestar nuestra voluntad política de sostener y promover la paridad, como ya lo han hecho otros partidos socialistas en el mundo.
Compañera y compañeros, el gobierno del Presidente Lagos culminó su mandato con los índices más altos de respaldo y apoyo ciudadano del que se tenga memoria. Con el fin de su gobierno el país cierra un largo ciclo político iniciado un 5 de octubre de 1988.
La Presidenta Bachelet ha abierto una nueva etapa en la historia política de nuestro país, que tiene como eje central a los ciudadanos, quienes fueron los primeros en reconocer su liderazgo. Es un tiempo que tiene rostro de mujer, aires de renovación y caras nuevas, y donde aspiramos a un mayor protagonismo de nuestros ciudadanos, con igualdad de género y con un fuerte acento en la justicia social y la equidad.
Tenemos que proyectar al país, lo mejor de nuestro debate político interno y potenciar este nuevo impulso ciudadano para avanzar en la construcción de una sociedad con mayor justicia y dignidad. A esto ha convocado la Presidenta Bachelet cuando expresó que su gobierno sería “el gobierno de los ciudadanos”. A este llamado debe responder el Partido Socialista.
El Partido Socialista del futuro debe ser abierto al mundo, enraizado en la sociedad, participativo, tolerante, transparente y dotado de una institucionalización poderosa y sólida, y respetada por todos.
El Partido tiene que abrirse a la interacción con el sindicalismo, las organizaciones ciudadanas, los movimientos sociales, para que permanentemente puedan dar opiniones a las instancias decisorias.
No buscamos el poder por el poder. Queremos ante todo fraternidad y el espíritu inclusivo. Ello implica una reforma partidaria que busca la transparencia del proceso de toma de decisiones del Partido, el fortalecimiento de la acción política de las estructuras regionales y mayor participación del Comité Central, haciendo más eficientes sus secretarías sectoriales y comisiones técnicas para el logro de los objetivos generales del partido.
He aceptado encabezar la lista de candidatos al Comité Central, a la que hemos llamado “Grandes Alamedas”, porque en ella buscamos también expresar el sueño que el Presidente Allende nos legó en su esfuerzo por conjugar democracia y socialismo, anticipándose y proyectándose en el siglo XXI.
Permítanme decir aquí que Salvador Allende ha quedado en la memoria como un ejemplo de la lucha por los sueños que le dan sentido a la vida, y constituye un modelo de ética política y en la esperanza de un mundo más humano, más justo y más igualitario, y al cual todos estamos convocados.
Esta es una lista amplia y plural, integrada en forma paritaria por hombres y mujeres, todos destacados y destacadas militantes de nuestro partido, provenientes del llamado “tronco histórico del socialismo”, así como de las nuevas vertientes. Aquí están connotados representantes de la Renovación Socialista, del Colectivo de Identidad Socialista; del Tercerismo y del Nuevo Socialismo. Todos unidos por una misma convicción de prestar un sólido respaldo a Michelle Bachelet, y darle un nuevo gobierno al Partido Socialista.
Lo que guía nuestra candidatura es el propósito de integrar nuevas realidades y sectores partidarios; institucionalizar y modernizar el Partido para adaptarlo a los nuevos tiempos y cumpliendo cabalmente las tareas de una fuerza responsable de gobierno. Buscamos aportar con ideas y propuestas renovadoras, conectando al gobierno con la sociedad civil e incorporando nuevas prácticas ciudadanas.
Aspiro a encabezar este apasionante desafío en el próximo período y ser la primera mujer en presidir el Partido Socialista de Chile. Formamos un equipo con destacadas compañeras y compañeros. Estamos firmemente decididos a hacer un gobierno partidario inclusivo, integrador y participativo de todos los sectores, y sobre todo, seremos fieles con los valores y principios originarios y fundantes del PS.
Sin embargo, compañeras y compañeros, tenemos aún importantes carencias y desafíos. Debemos seguir avanzando por reducir la pobreza. Es necesario adoptar medidas de política económica para crear nuevos empleos, bajar la cesantía y mejorar la calidad de los actuales empleos, muchos de ellos mal pagados y sin seguridad social.
Siguen persistiendo las desigualdades y la inequitativa distribución del ingreso. La mujer, si bien ha avanzado en derechos, en el acceso a la educación y el trabajo, continúan las discriminaciones, particularmente en diferencias salariales y previsión social.
Debemos lograr que los ciudadanos sean partícipes y actores de una sociedad más justa, y apoyar con todas nuestra fuerzas una gran reforma a la previsión social. También debemos mejorar la educación en calidad y cantidad, en mejores viviendas.
Estos desafíos -algunas de las cuales sólo tendrán solución al largo plazo- están previstas en el Programa Presidencial de Michelle Bachelet. Su Gobierno es nuestro gobierno al que estamos entregando nuestros mejores esfuerzos. Su éxito será nuestro éxito y el éxito de la Concertación.
Estos son nuestros compromisos. Estas son nuestras tareas. Los invito a todos a realizar una campaña fraterna, propositiva y responsable, con la seguridad que el 23 de abril, el pueblo socialista nos dará la victoria.
¡VIVA EL PARTIDO SOCIALISTA DE CHILE!
Muchas gracias.

NO QUEREMOS MÁS CAHUINES, NECESITAMOS MÁS PROPUESTAS DE IDEAS

NO QUEREMOS MÁS  CAHUINES, NECESITAMOS MÁS PROPUESTAS DE IDEAS


Arturo Barrios, de visita en Temuco

’NO QUEREMOS MÁS ’CAHUINES’, NECESITAMOS MÁS PROPUESTAS DE IDEAS’
Fuente El Gong

En su paso por la Novena Región, el ex Secretario del PS, hizo un llamado de apoyo tanto al Gobierno de Michelle Bachelet como al Gobierno Regional encabezado por Eduardo Klein.

De visita en Temuco se encuentra Arturo Barrios, haciendo campaña por la lista denominada “Grandes Alamedas”, encabezada por Isabel Allende y donde él es integrante, quien abordó asuntos internos del Partido Socialista y de temas regionales.

Arturo Barrios ante los conflictos que se viven dentro del seno de su partido, señaló que la gente está cansada de los “chaqueteos” internos dentro de estos y de percibir que la política se traduzca en un escándalo de “cahuines” en vez de ser calificada como proposiciones de ideas. Desde esta perspectiva, indicó que el día de la elección el 23 de abril, se espera una buena votación y respetar los resultados, teniendo así una dirigencia representativa.

En cuanto al tema de integración planteado por algunos personeros del partido, y la visión de exclusión que percibe la calificó de “nefasta porque creo que en esas circunstancias el Partido Socialista, no es de uno y excluye a otros, pero la importancia aquí, es que el partido tenga una muy buena votación para hacerse cargo de los temas que ocurren como por ejemplo el conflicto de los presos políticos mapuche en la cárcel de Angol, en que nadie se ha preocupado de entregar una opinión acerca de aquello”. Asimismo, mencionó otros temas como la contaminación y lo que sucede en Copiapó o en diferentes lugares de este país y que el partido no tiene voz al respecto.

Apoyo a Bachelet y a Eduardo Klein

En cuanto a la cantidad de intendentes, gobernadores y de seremis que se otorgaron al Partido Socialista, al Partido Por la Democracia y la Democracia Cristiana, Barrios destacó “aquí existe una coalición exitosa y creo que lo importante es tener una conducta ejemplar; es la primera mujer presidenta de Chile y con Michelle Bachelet en el gobierno es un gran cambio y una gran transformación política, cultural y social de Chile”, Por tanto, Arturo Barríos hizo un llamado de apoyo indiscutido al gobierno regional encabezado por el intendente Eduardo Klein, “creo que lo está haciendo bien con las primeras 36 medidas en los 100 días y eso me parece muy importante ”.

Por último, en cuanto a los reclamos de la DC por el tema de las nominaciones por los cuales se estaría tardando la entrega de las listas, Barrios dijo que tiene que ver porque los partidos de la Concertación están viviendo procesos electorales y no comparto lo que Jaime Mulet señaló y reiteró “hay que apoyar decididamente al Gobierno de Michelle Bachelet y entender que la designación de los intendentes, gobernadores y seremis han sido nombrados con la máxima de las transparencias y conveniencias de tipo técnico y profesionales y de correspondencia de trabajar para el servicio público y por los más pobres y necesitados”, concluyó Arturo Barrios.


Allende acusa a Escalona de presiones y por haber presentado una lista cerrada

AUMENTA TENSIÓN DENTRO DEL PS A CUATRO DÍAS DE CRUCIALES ELECCIONES INTERNAS

La diputada afirmó que “Escalona hizo una lista cerrada, es decir, ellos jerarquizan quiénes deben entrar y en qué orden una vez que se tengan los votos en el comité central. Nosotros hemos dicho de manera simple y directa que eso vulnera la soberanía del militante”.

La Nación

A sólo cuatro días de las “internas” del PS, ayer volvió a tensionarse la contienda entre los principales aspirantes a la presidencia, Isabel Allende y Camilo Escalona. Allende cuestionó con dureza a la dirección del senador Ricardo Núñez, que apoya a Escalona, por no haber sido invitada al acto de aniversario del PS, que se verificó en el monumento erigido a su padre, Salvador Allende, en la Plaza de la Constitución.

Además, en su tesis más fuerte, la parlamentaria acusó a Escalona de intentar “vulnerar la voluntad soberana” de los militantes socialistas, al inscribir una fórmula de candidatos, por orden de preferencia, lo que se conoce como lista “cerrada”. También denunció que este sector habría solicitado una carta de renuncia a algunos candidatos, para posibilitar la elección de otros dirigentes que también respaldan la postulación de Escalona. Ambas acusaciones fueron tajantemente desechadas por el senador de la Décima Región Sur.

Al concurrir al acto del PS, visiblemente molesta Isabel Allende sostuvo que “lo mínimo” que esperaba de la dirección, de la cual forma parte como vicepresidenta de la mujer, era un telefonazo informándola del acto. “Yo no he recibido ninguna invitación personal. Me dijeron que no se había enviado, que se había puesto solamente en la red de Internet, pero yo siento que siendo parte de una mesa como vicepresidenta, un acto de deferencia, siendo el monumento a mi padre, siendo los 73 años, siendo lo que estamos conmemorando, que un toque de un llamado no le habría hecho mal al PS”. Intentando luego dejar de lado la molestia, la diputada planteó que su partido “debe y puede cambiar”.

Núñez optó por bajarle el perfil al episodio: se limitó a afirmar que cada militante sabe cuándo es el aniversario del partido y que nadie necesita invitación.

Según la denuncia más delicada de Allende, “Escalona hizo una lista cerrada, es decir, ellos jerarquizan quiénes deben entrar y en qué orden una vez que se tengan los votos en el comité central. Nosotros hemos dicho de manera simple y directa que eso vulnera la soberanía del militante”. Agregó que el partido debe ser dirigido por quienes tengan las primeras mayorías “y no que dos o tres personas decidan jerárquicamente quién va primero, segundo o tercero”.

Allende señaló que todas las listas que postulan al comité central presentaron sus nombres en orden alfabético, exceptuando la de Escalona. Además, denunció que existiría una carta de renuncia que será presentada por algunos candidatos del escalonismo, en caso de que obtengan más sufragios que otros que no resulten elegidos, pero que estén privilegiados en la fórmula.

Desde Valparaíso, Escalona refutó las acusaciones y dijo que su lista tiene el compromiso de “respetar el cien por ciento de las decisiones que tome el tribunal supremo” del PS. El parlamentario también descartó que exista un “proyecto individual, sino que más bien colectivo” en su plataforma. Además, negó tajantemente que haya existido alguna presión a los integrantes de su lista con el fin de favorecer la elección de algún candidato en particular. En rigor, la lista de Escalona está presentada en orden aparente de prelación y no alfabético, pero ello –a juicio de este sector- no es una irregularidad.

“No voy a caer en ninguna polémica de tipo personal. Quiero decir con mucha claridad que somos un equipo, somos un grupo de personas que tiene como propósito tener un partido potente, unido y sano, en que haya una mayoría estable que sea capaz de dirigirlo con el propósito de que colabore de mejor manera al tope de sus capacidades con el Gobierno de Michelle Bachelet”, concluyó Escalona. LN

PARTIDO SOCIALISTA: UNA REFORMA NECESARIA

PARTIDO SOCIALISTA: UNA REFORMA NECESARIA

“GRANDES ALAMEDAS”
 
 
Isabel Allende Bussi
Candidata a Presidenta del Partido Socialista de Chile
 
Lo que se juega en la próxima elección interna del Partido Socialista de Chile es un nuevo proyecto partidario. No sólo se ponen a prueba sus liderazgos, sino también su capacidad de renovar la forma de hacer política, y su sensibilidad para interpretar estos nuevos tiempos, que expresa de manera singular la Presidenta Bachelet.
 
El Partido Socialista está hoy incorporado a la Concertación de Partidos por la Democracia, una alianza de carácter estratégico, la más exitosa alianza política de la historia de Chile. Existe una identidad concertacionista que va más allá que los partidos que la integran, y se ha convertido en una cultura aglutinadora del progresismo chileno, plural y de renovadas energías.
 
El PS no debe ser entendido como una estructura de pensamiento único y monolítico; ello no sería natural. Es legítimo que puedan existir distintas visiones que ayuden a la reflexión partidaria y a la pluralidad de enfoques, aunque éstos no pueden distorsionar la democracia interna y la disciplina partidaria.
 
El PS necesita terminar con los acuerdos cupulares que sustituyen a la democracia interna y lo convierten en un instrumento de poder al servicio de pocos dirigentes, impidiendo una mayor participación y renovación partidaria, estimulando la desmotivación de su militancia.
 
Asimismo tiene que mejorar su inserción en la sociedad, porque es allí donde se viven los auténticos problemas, los anhelos y las aspiraciones de la gente. Es allí donde debe cumplir su rol orientador, educador y comunicador de propuestas.
 
Se trata, entonces, de reformar el Partido Socialista para crecer. Esto implica un acuerdo entre todos los sectores, comprometiendo la voluntad de sus líderes, para institucionalizar su sistema de toma de decisiones y fortalecer su base social.  
 
Para constituirse en un partido del nuevo siglo es imperativo modernizarse logrando dominios especializados del conocimiento, disponiendo de una mejor organización, contando con canales fluidos con los sectores sociales que representa, teniendo mejores medios de comunicación, y también, actualizando la gestión de sus finanzas.
 
El Partido Socialista es una organización política que sustenta su acción en principios y valores solidarios, libertarios, igualitarios y democráticos. Históricamente se ha comprometido a favor de lograr en Chile una sociedad más justa y más participativa, donde se respeten los derechos humanos, se termine con la inequidad en la distribución de la riqueza, las desigualdades de género y de oportunidades, y con las discriminaciones de toda índole.
 
La relevancia que el nuevo gobierno le ha otorgado a la paridad constituye un hito en la demanda de las mujeres por compartir la distribución del poder político y sus responsabilidades. Ello está generando un efecto transformador en la sociedad chilena, inédito en nuestra historia.
 
Si se quiere más democracia para la sociedad, también se requiere más democracia al interior del PS. Una democracia participativa, que involucre a los militantes en las tareas de formación política y pedagogía social, partícipes de una organización capaz de trasmitir una cultura liberadora de nuevas energías creativas. De esto se trata el Partido Socialista del siglo XXI.

A LA Va REGION INTERIOR SE FUERON LAS GRANDES ALAMEDAS:

A LA Va REGION INTERIOR SE FUERON LAS GRANDES ALAMEDAS:


El día sábado 8 de abril, Isabel Allende presentó su candidatura a la Presidencia del Partido en Limache, Quilpue, Putaendo y La Calera, acompañada por los senadores Carlos Ominami y Jaime Gazmuri. Amplia concurrencia de la militancia dieron el marco para una conversación y diálogo acerca de los cambios que requiere el PS para hacerse cargo de las principales inquietudes de la ciudadanía de la Región de Valparaíso, y poder colaborar adecuadamente con los desafíos que tiene el gobierno de la Presidenta Bachelet.

Allende. “El PS tiene que ser más democrático”.

Allende. “El PS tiene que ser más democrático”.


“Tener un PS distinto” al que ha dirigido Camilo Escalona es el eje de la propuesta de la diputada Isabel Allende que encabeza la lista “Grandes Alamedas”.


En el debate de anoche Allende fu insistente en plantear que “requeriremos un partido diferente, con un profundo cambio, que delibere, que sea más democrático, paritario, que no excluya (en expresa referencia al desaire de Escalona a la corriente Nuevo Socialismo), que se abra frente a las organizaciones sociales y a la comunidad, que sea propositivo”.


La diputada calificó de “división artificial” plantear que la mesa de Escalona pudiera apoyar mejor a Michelle Bachelet. “El partido como está, no es el mejor instrumento para ayudar” a la Presidenta y por ello llamó a cambiarlo.

A Isabel Allende le gustan los varones con v corta

A Isabel Allende le gustan los varones con v corta

Hija menor del Chicho da la pelea por la presidencia de los sociates
A Isabel Allende le gustan los "varones con v corta"
Al igual que La Jefa con el gabinete, postula un comité central paritario: 15 y 15

Puro optimismo: La diputada socialista Isabel Allende Bussi se juega su carta el domingo para lograr la presidencia del partido de Marmaduque y de su padre.


(Foto: Patricio Lepin O.)
La diputada del PS Isabel Allende Bussi está alucinada con la Presidenta Michelle Bachelet, con el cambio cultural que ella encarna y, por lo mismo, quiere aprovechar el vuelo para convertirse en la primera mujer que tome las riendas de su colectividad. Este domingo son las elecciones internas y tiene fe en el triunfo de la lista que encabeza.


La hija menor del Presidente Salvador Allende siente que "hay un cambio cultural mucho más profundo de lo que percibimos. Se rompió el mito de que las mujeres no votan por las mujeres. Fue hermoso ver a las mujeres con banda presidencial en la Alameda. Ahí hay algo muy potente. Michelle ha sido tan amplia, tan radical en darle esta oportunidad a las mujeres... Es algo muy fuerte".

-¿Irreversible...?

- Claro, va a ser difícil que el día de mañana un Presidente vuelva atrás y diga se acabó la paridad, saben qué más, se van para sus casas, ya se acabó esta fiesta, hasta aquí nomás llegamos y volvemos a como éramos antes. Eso ya no. Es irreversible.


- Usted está postulando a tomar las riendas de su partido y propone que igual cantidad de mujeres y hombres integren el comité central. Cree que llegará el efecto Bachelet a su tienda.

- Nuestra lista es la única lista que postula el comité central paritario nacional. Fuimos los únicos que dijimos 15 y 15. Pero también significa que una serie de fuerzas y liderazgos muy diferentes que nos pusimos de acuerdo.
- De triunfar y usando la jerga del PS, ¿usted se convertiría en la "Baronesa"?

- A mí no me gustan mucho los "Barones" con b larga. Ojalá que no termine siendo la baronesa, porque uno de los temas que yo discuto es que hay demasiados barones con b larga en el PS. A mí me encantan los varones con v corta. Mi intención es clara. Seré presidenta de todos los socialistas. No quiero exclusiones.

-¿Cuál será su sello?

- Lo primero. El hecho histórico de ser la primera mujer presidenta del partido. Queremos un partido muy leal con el gobierno, pero un partido que tenga opiniones, que delibere, que defienda los derechos sociales de los más postergados.

-¿Que se moje más el potito...?

- ...Jajajajá..., usted lo dijo, son sus palabras, pero está bien.

Diputada Allende llamó a \

Diputada Allende llamó a \

Candidata a la presidencia
Diputada Allende llamó a "renovar" la forma de hacer política en el PS

La parlamentaria instó a su colectividad a terminar con los acuerdos cupulares, que a su juicio, "la convierten en un instrumento de poder al servicio de pocos dirigentes". (TERRA.CL)

SANTIAGO, abril 15.- La diputada Isabel Allende, candidata a presidir el Partido Socialista, hizo un llamado a "renovar" la forma de hacer política al interior de su colectividad.
"Lo que se juega en la próxima elección interna es un nuevo proyecto partidario. No sólo se ponen a prueba sus liderazgos, sino también su capacidad de renovar la forma de hacer política, y su sensibilidad para interpretar estos nuevos tiempos", dijo la parlamentaria.


"El PS no debe ser entendido como una estructura de pensamiento único y monolítico; ello no sería natural. Es legítimo que puedan existir distintas visiones que ayuden a la reflexión partidaria y a la pluralidad de enfoques", agregó.


Allende instó a su colectividad a terminar con los acuerdos cupulares, que a su juicio, "la convierten en un instrumento de poder al servicio de pocos dirigentes".
Asimismo, propuso mejorar su inserción en la sociedad "porque es allí donde se viven los auténticos problemas, los anhelos y las aspiraciones de la gente".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

“Tenemos la obligación de decirle a la Presidenta cuando las cosas están mal”

“Tenemos la obligación de decirle a la Presidenta cuando las cosas están mal”

PAMELA PEREIRA:


“Tenemos la obligación de decirle a la Presidenta cuando las cosas están mal”
La candidata al comité central del PS por la lista “Grandes Alamedas”, sostiene que su partido debe ser los ojos y oídos de los excluidos, por lo que es necesario establecer lo que califica como “lealtad sin obsecuencia”.


Por Katherine Cubillos T. - Lorena Muñoz Z.
Fotografías: Mauricio Alegría

El que pasó fue un fin de semana agitado para las filas socialistas, cuyo comité central se elige el próximo domingo.

En plena campaña, Pamela Pereira visitó la zona este fin de semana. La abogada compite en la lista “Grandes Alamedas”, liderada por Isabel Allende y que se erige como la rival más fuerte de la opción de Camilo Escalona y Ricardo Núñez.

Según precisa Pereira, su equipo pretende que el PS sea “un partido abierto a la sociedad, participativo, paritario y tolerante. Tiene que abrir sus puertas y ventanas a la comunidad, tanto al mundo social como sindical, porque éste no es un partido neutro. Representa intereses de los trabajadores, de los excluidos, de aquellas personas que nos ganamos la vida todos los días, por lo tanto, aquí no cabe en el mismo espacio la Sofofa ni los conglomerados que concentran la riqueza”.

OBLIGACION
POLITICA

-En este momento, bajo las actuales condiciones, ¿usted siente que el PS representa los intereses de esos sectores excluidos de los que habla?

“El PS hoy no desarrolla una estructura y una política que permita un espacio de participación, de debate y de propuestas en la sociedad que nos haga jugar un papel determinante. Se ha confundido el rol de un partido con el de un gobierno. La Presidenta es Presidenta de todos los chilenos y razonablemente debe flexibilizar su actuar y dirigirlo a toda la sociedad. Pero el PS es el que empuja desde el mundo de los trabajadores. (...) Este es el rol del partido: concretar los intereses del mundo laboral. Entonces cómo se instala al PS, cómo se organiza y cómo se dirige, es un tema muy determinante. Pero también lo es la forma cómo se relaciona con el Gobierno y ahí lo hemos dicho con mucha claridad: lealtad sin obsecuencia”.

-Ese ha sido uno de los puntos más importantes del debate electoral de los socialistas: el dilema entre lealtad e incondicionalidad…

“Si se impone una disciplina que no permite el debate abierto, reiterado y permanente en una instancia política, efectivamente se logra un partido ordenado, pero lo tiene silenciado, asfixiado, lo tiene para adentro. Y desde ese punto de vista, entendemos que el PS tiene la principal responsabilidad no sólo de potenciar al mundo social y sindical desde la calle, sino que además tenemos la obligación política de decirle a la Presidenta cuando las cosas están mal o no se hacen. (...) En ese sentido compartimos la visión de Clodomiro Almeyda, que decía que el partido debía ser los ojos y los oídos del pueblo. Y si se abren los ojos y los oídos, hay cosas que no necesariamente a los gobiernos les gusta escuchar”.

LIDERAZGO
CERCANO

-Uno de los argumentos de la lista de Escalona es que el PS ha aumentado la presencia en el Parlamento y logró el triunfo de la Presidenta Bachelet, algo que debieran seguir haciendo porque les ha dio bien. ¿Qué opina al respecto?

“La habilidad negociadora permitió tener -con un sistema binominal- unos cupos que permitieron tener un buen resultado parlamentario. Pero bajamos nuestro caudal electoral, estamos en el 10% y antes teníamos cerca del 12%, hemos ido para atrás con los votos. Respecto a la elección de Michelle Bachelet, ella es un fenómeno político y social en sí mismo, y la verdad -porque en esto no hay que hacer demagogia- es que representa el desarrollo de los cambios que ha tenido la sociedad (...) La dirección del PS aceptó que la ciudadanía instalara un nombre femenino, pero no ha sido precisamente porque estemos modernizados, sino que porque la ciudadanía nos impuso a una candidata a la que apoyamos irrestrictamente”.

-¿A qué factor le atribuye la merma en el caudal electoral del PS?

“Tenemos una presencia insuficiente en el mundo social, en la organización cotidiana de los sindicatos, de los ámbitos femeninos y de otros espacios (...) Cuesta en este partido machista moverse y explayarse ahí. No hay un respaldo de voluntad política del PS de estar abierto allí y debemos revertir la desmovilización que tenemos desde el mundo social”.

-¿Entonces la insuficiente presencia del PS en el ámbito social explica la disminución de votos?

“Sin duda. Hay que fortalecer al dirigente local, no basta el gran dirigente que ilumina, eso ya no existe, no son suficientes los iluminadores políticos. A la gente le gusta reconocer el liderazgo inmediato, del que está con él. Por eso hemos planteado la necesidad de modernizar este PS e introducir cambios en su estructura interna. La gente quiere ser actora (sic) de su propio destino (...) cada vez el individuo quiere llevar, con su líder al lado, adelante los cambios, pero quiere participar. No bastan las líneas políticas que se dan desde algunas esferas”.

RIGIDECES

-¿Qué espacios hay para la renovación de liderazgos en el PS?

“A veces uno siente que esta dirigencia estrictamente política no es capaz de llevar este proceso de cambios. No tiene que ver con el liderazgo de Escalona o Núñez, sino que uno los ve como una estructura rígida y envejecida en el ejercicio del poder y como que no se dan cuenta que tienen las puertas cerradas y no ven el fenómeno que pasa al lado de ellos. Y lo que queremos es estar dentro de esa ebullición, a riesgo de cierta inquietud o cierta confrontación a veces con el Gobierno, porque nos queremos abrir a otros temas y no centrarnos sólo en el poder por sí mismo”.

EN EL DESTACADOR

“Clodomiro Almeyda decía que el partido debía ser los ojos y los oídos del pueblo. Y si se abren los ojos y los oídos, hay cosas que no necesariamente a los gobiernos les gusta escuchar”.

Entrevista al diputado Sergio Aguiló (La Estrella de Iquique, 2 de abril de 2006)

Entrevista al diputado Sergio Aguiló (La Estrella de Iquique, 2 de abril de 2006)

"VAMOS A RENOVAR EL PARTIDO SOCIALISTA"

El diputado Sergio Aguiló llegó hasta Iquique para promover la candidatura de Isabel Allende a la presidencia del Partido Socialista. Además, aprovechó la ocasión para apoyar la candidatura de la doctora Roxana Vigueras a la presidencial regional del PS.

Con la intención de sumar nuevos votos para la candidatura de Isabel Allende a la presidencia nacional del Partido Socialista, llegó hasta nuestra ciudad el diputado Sergio Aguiló.

En su conversación con La Estrella no tuvo problemas en reconocer que la alternativa de Camilo Escalona a la máxima dirigencia del PS provocará un continuismo que repercutirá negativamente en el futuro del partido. "La alternativa de Isabel Allende es una renovación del Partido Socialista", asegura.

- ¿Cuál es la propuesta de la lista que encabeza Isabel Allende para la presidencia del Partido Socialista?

- Queremos recomponer el partido. Quedó demostrado que en las últimas elecciones parlamentarias el partido logró el 9 por ciento del total, lo cual no representa el arrastre de Michelle Bachelet. Necesitamos liderazgos amplios para revertir la baja adhesión. Estamos, como partido, desvinculados de la sociedad y por eso debemos trabajar fuertemente para revertir esa situación. Tenemos que reencontrarnos con los sindicatos, los gremios, las juntas de vecinos, las organizaciones de base, la gente debe reencantarse nuevamente con el Partido Socialista.

- ¿Cuál es la principal fortaleza que los diferencia de la lista que encabeza Camilo Escalona?

- Primero, que estamos conformando una lista con rostros nuevos y de recambio. El señor Escalona, junto a Ricardo Núñez, se han repartido la presidencia del partido durante los últimos diez años y eso debe cambiar. Son especialistas para repartirse los cargos.

- Isabel Allende habló de apoyar a Michelle Bachelet, pero no incondicionalmente.

- Lo que sucede es que la directiva nacional que postulamos tiene la convicción que debemos apoyar entusiastamente a la Presidenta, con lealtad, pero teniendo presente siempre que debemos aportar con una reflexión crítica ante los problemas. El gobierno debe ser capaz de recibir y canalizar alternativas a las problemáticas que se van generando.

- ¿La Presidenta tiene preferencias por la lista de Camilo Escalona?

- Tuvimos la oportunidad de conversar con Michelle Bachelet en Talca y ella me señaló que no intercederá en las elecciones del Partido Socialista. Y es más, tiene instruido a los ministros y a funcionarios públicos que se mantengan al margen.

Alternativa de cambio

- ¿Cuál es la característica de las personas que componen la lista que proponen?

- Es una lista paritaria, conformada por hombres y mujeres, donde también tienen importancia los jóvenes y los rostros nuevos. Con Isabel queremos a la vez, rescatar la figura de Salvador Allende y su compromiso con el pueblo chileno.

- ¿Es una buena fecha para elecciones internas en el partido?

- Para ser franco no. Incluso nosotros propusimos que se postergara para unos siete meses más, por lo que significa una elección a semanas de asumir la Presidenta. Michelle Bachelet propuso una serie de medidas para los próximos 100 días y todos debemos trabajar para cumplir esas tareas. No podemos tener la cabeza en dos lugares a la vez.

- ¿Su visita a Iquique también está relacionada a brindar apoyo a los candidatos regionales?

-Efectivamente. Queremos proyectar el trabajo de la directiva nacional en regiones y en la Primera Región, nuestra candidata es Roxana Vigeras y Freddy Guzmán para que asuma funciones en el Comité Central por la región, además de Hilario Valenzuela como máximo dirigente comunal.

ENTREVISTA ISABEL ALLENDE EN LA NACIÓN (9 de abril de 2006)

ENTREVISTA ISABEL ALLENDE EN LA NACIÓN  (9 de abril de 2006)

ISABEL ALLENDE Y LA GUERRILLA DE LA INTERNA PS
“No estoy dispuesta a más descalificaciones"

La elección en el partido del hacha está al rojo vivo. La primera mujer con posibilidades de dirigir el futuro socialista se defiende de las críticas de Camilo Escalona, que sugieren que de llegar a la presidencia del PS ella sería oposición a Michelle Bachelet. Allende baja el tono y asegura que la elección del 23 de abril no es carrera corrida.

Miguel Paz
La Nación Domingo

En el lanzamiento de su lista “Grandes Alamedas”, hace una semana, Isabel Allende calificó de “delirantes” las declaraciones que hizo Camilo Escalona, en una entrevista a “La Tercera”, pues, según la diputada, el líder de la Nueva Izquierda introdujo el factor Bachelet en la elección interna donde enfrenta al barón socialista –muy cercano a la Mandataria– por la presidencia del partido. Aunque el clima en el PS se mantiene en una “calma chicha”, ella afirma no estar dispuesta “a seguir con las descalificaciones”, pero reitera que Michelle Bachelet “no necesita guardia pretoriana”. “Estoy más interesada que nadie en elevar el debate. En la proclamación de mi lista planteamos con mucha fuerza que lo que está en juego es el tipo de partido, las características del liderazgo, cómo vamos a superar deficiencias. La idea es que la mesa tenga opiniones en los temas relevantes, con los que el PS hoy no aparece vinculado”.

–¿Pero se superó el clima que la llevó a usted a calificar a Escalona de “delirante” hace unos días?

–Cualquiera que lea mi intervención en la proclamación de mi lista, puede ver la altura de miras con que se planteó y, por supuesto, sin ninguna descalificación. En esa entrevista señalé que me parecían –no me voy a desdecir– delirantes sus afirmaciones –no la persona– de que lo atacaban a él porque no se atrevían a atacar a Michelle Bachelet. Pudo sonar fuerte, pero fue una reacción a una increíble arbitrariedad. No conozco a nadie en mi lista, ni en el partido, que quiera atacar a la Presidenta. No sé a lo que apuntaba Escalona. Por eso dije que las declaraciones eran delirantes.

–¿Por qué reaccionó tan duro?

–También leí a Marcelo Schilling, que insinúa que nos preparamos para ser oposición y otras declaraciones que cuestionan nuestro compromiso. Nadie más que yo desea de que la interna del PS se haga con altura de miras, pero nosotros no pusimos a Michelle Bachelet en el tapete. No está en discusión el apoyo a la Presidenta, sino que el tipo de partido que queremos y cómo se inserta en la sociedad. Actualmente, en este partido no hay discusiones internas.

–Ricardo Núñez dijo...

–Estoy asombrada. Leí cuidadosamente la entrevista que le hizo “El Mostrador” [donde la critica duramente] y no entiendo sus expresiones. Más allá del aprecio que le tengo, si alguien tiene responsabilidad en esta elección interna es el presidente del partido. A pesar de que él se incline por una lista, ¡debe garantizar la transparencia y la idoneidad del proceso! Núñez insinúa cosas que no sé a dónde apuntan.

–Habla del acarreo.

–Por cierto, pero como político experimentado él sabe que en cada interna ocurre eso. No es lo deseable, pero para mucha gente de comunas rurales es difícil llegar a votar si no se le ofrece un transporte. El acarreo no nos agrada, pero existe.

–También habla de los recursos económicos que estaría gastando en su campaña.

–Más que nunca quiero pedirle a Núñez que se comporte a la altura de su cargo. En la lista que él apoya se postula a secretario general del PS el actual administrador financiero del partido. Núñez, más que nadie, debe velar por la transparencia del proceso. No estoy dispuesta a seguir con descalificaciones. Necesitamos hacer cambios. Si algunos pensaban que esto era carrera corrida, se están llevando una sorpresa.

–¿Con usted se acabarían los acuerdos cupulares?

–El partido no es monolítico y no se justifica que corrientes de origen diverso se transformen en adhesiones a liderazgos que administran el poder y que sustituyen la voluntad soberana. Ahí entramos en conflicto.

–¿Cómo pretende lograrlo si usted asegura que la Nueva Izquierda no quiere soltar la teta, como diría Felipe Lamarca?

–Yo no he dicho eso ni he ocupado ese lenguaje, por ningún motivo.

–Se desprende de sus palabras...

–No, no, no. ¡Seamos claros! No uso ese lenguaje. Y, en segundo lugar, no he descalificado el deseo de Escalona a postularse. Sí digo que cuando alguien se postula por cuarta vez, lo menos que puedes pensar es que le gusta el poder.

“EL PS NO ES UN REGIMIENTO”

–Hay quienes dicen que Escalona sería mejor presidente del PS, ya que contendría las críticas de la DC a Bachelet y que aseguraría “gobernabilidad”.

–El Gobierno de Michelle Bachelet no necesita ninguna guardia pretoriana. Necesita de un partido leal, responsable, sólido, abierto. Que realmente sea inclusivo, no como hoy, que tenemos sectores excluidos.

–¿Qué haría usted como presidenta del PS?

–Un partido mucho más acogedor y propositivo. El PS no lo ha sido. Hemos estado siempre en la contingencia. Debemos entregarle a la opinión pública propuestas sobre las jubilaciones o no de las mujeres de 65 años, el alcance y contenido de una reforma previsional, etc.

–¿Sería la hora de la baronesa y no de los barones en el PS?

–No me gusta... [Se ríe]. O sea, me gustan mucho los varones, entiéndase bien. Pero los barones con “be” larga me gustan menos, porque hasta ahora son los que se han identificado como cabeza de tendencia de los grupos de poder.

–¿Qué le parece que Jaime Estévez, tras salir del Gobierno de Lagos, trabaje para Endesa, o que Ricardo Solari desembarque en el directorio del Transantiago?

–Es un criterio razonable el de Michelle Bachelet la renovación de caras. Lo lamentable es que perdamos gente de calidad. Pero no es un tema menor cuando al otro día de entregar el cargo público se cruza la calle y se pasa al mundo privado. No es que estemos en contra. El tema es de límites. Porque se puede prestar para cierto lobby o aprovechamiento para el ámbito privado.

–El analista Antonio Cortés Terzi dijo que el eje trascendente en la elección del PS es entre el “oficialismo” o “conformismo” y la “oposición” o el “inconformismo crítico”.

–El PS no es un regimiento, es un partido. Y tiene que tener y recibir distintas miradas. Tenemos que ser voces críticas en algunos sentidos, pero nunca desleales.

–Nunca ha habido una mujer dirigiendo el PS.

–Francamente... [Piensa unos segundos] es un signo de los buenos tiempos. Sería la primera mujer elegida presidenta en toda la historia del PS.

–Escalona dijo que los errores del pasado forjaron su sentido de responsabilidad al alinear al PS con Lagos y que pretende hacer lo mismo con Bachelet. ¿Su sector ha dado suficientes muestras de buena conducta?

–Absolutamente. A diferencia de Camilo, no estoy presa de ningún fantasma del pasado. A partir del año 90, el PS ha sido absolutamente leal y consecuente con los Presidentes Aylwin, Frei y Ricardo Lagos. No fue Camilo Escalona el que tomó esa decisión, fue todo el partido el que estuvo detrás.

LAGOS, MUTIS POR EL FORO

–El nuevo “think tank” Project America, comandado por José Antonio Viera-Gallo, “huele” a plataforma de campaña para Lagos el 2009. ¿Le puede generar ruido a este Gobierno, de corto período?

–Es absurdo hablar ahora de Lagos 2009. Él tiene conciencia de la definición de Felipe González, de que los ex Presidentes son valiosísimos jarrones chinos que nadie sabe dónde ponerlos.

–¿A este jarrón le crecieron piernas y brazos y quiere caminar?

–No. Estamos iniciando un Gobierno y Ricardo Lagos está consciente, lo dijo su hijo, que tiene que hacer mutis por el foro. Él está cumpliendo un rol al presidir el Club de Madrid [integrado por ex Presidentes]. Tiene todo el derecho de asumir una fundación, pero no es momento de hablar del 2009.

–¿Le sorprendió que la derecha rechazara el nombramiento del juez Carlos Cerda a la Corte Suprema?

–Es lamentable. Indica que hay parlamentarios que calificaron al juez Cerda por su comportamiento en los derechos humanos, porque se negó a aplicar la Ley de Amnistía e investiga el caso Riggs. La actitud de los senadores de derecha es un triste espectáculo. Alguien como el juez Carlos Cerda, que le habría hecho bien a la Corte Suprema, es simplemente descalificado por su actuar legal y ético. Me alegre cuando el senador Espina dijo que había votado en conciencia.

–¿Con esto la UDI regresa al pinochetismo duro?

–No sé si regresa, pero llegado el momento demuestran que por mucho intento que hagan de alejarse de Pinochet, siguen presos de su pasado. LND

ISABEL ALLENDE Y LAS GRANDES ALAMEDAS

ISABEL ALLENDE Y LAS GRANDES ALAMEDAS

En el ex Congreso Nacional, el sábado 1° de abril, la Diputada Isabel Allende -junto al senador Jaime Gazmuri, la abogada de DDHH, Pamela Pereira, don Manuel Almeyda, el ex Ministro Germán Correa y la Vicepresidenta de la CUT, Ana Bell, entre otros- presentó la lista “Grandes Alamedas”, que encabeza como candidata a la Presidencia del Partido Socialista de Chile.
“Lo que se juega en la próxima elección interna es nuestro proyecto partidario. En esta contienda electoral se pone a prueba nuestra capacidad de renovar la forma de hacer política, nuestros propios liderazgos, y la capacidad para adaptarnos a los nuevos tiempos y vientos que soplan Ante todo se trata de reformar el Partido Socialista, buscando un acuerdo con todos los sectores, comprometiendo la voluntad de sus líderes, para institucionalizar y fortalecer al PS… lo que buscamos, en definitiva, es construir un partido que encarne en su organización y vida, el nuevo mensaje que emerge en el país. Que apoye lealmente al gobierno. Un partido abierto y que acoja fraternalmente a nuevos ciudadanos, incrementando la participación de más mujeres, muchos jóvenes y también que incorpore a las minorías”, planteó Allende a toda la militancia que participó en esta jornada.
Declaró que la lista la han llamado “Grandes Alamedas”, porque “en ella buscamos expresar el sueño que el Presidente Allende nos legó, en su esfuerzo por conjugar democracia y socialismo, anticipándose y proyectándose en el siglo XXI.” Y que su candidatura busca integrar nuevas realidades y sectores partidarios, institucionalizando y modernizando al PS, con el desafío de ser la primera mujer en presidirlo.

ENCUENTRO DE CONVIVENCIA Y CAMARADERÍA

La lista “Grandes Alamedas”, encabezada por Isabel Allende Bussi, se reunió el miércoles 5 de abril, en el Estadio El Llano, para compartir en un espacio fraternal y de mucha camaradería, contando con la asistencia de compañeras y compañeros de todas las comunas de la Región Metropolitana.
Además, todos aprovecharon de celebrar el cumpleaños del Senador Jaime Gazmuri, quien recibió las felicitaciones de todos los participantes. De igual manera, con grandes aplausos se recibió don Manuel Almeyda, que fue destacado por la diputada Allende, como uno de los máximos representantes actuales de la historia del Partido Socialista de Chile.
Allende planteó que estos espacios de encuentro, de amplia convocatoria y diálogo son los que buscará ir promoviendo y consolidando en el marco de la reforma que requiere el PS. “La diversidad de integrantes de esta lista da cuenta del tipo de partido que queremos construir, un partido abierto a la ciudadanía y que realice propuestas y planteamientos que interprete los nuevos tiempos que encabeza la Presidenta Bachelet.”

PLATAFORMA POLÍTICA DE "GRANDES ALAMEDAS"

PLATAFORMA POLÍTICA DE "GRANDES ALAMEDAS"

HOY ES TIEMPO DE TODOS Y DE TODAS

Hoy Soplan Vientos Distintos. Con estas palabras inauguró Michelle Bachelet su gobierno. Con ellas también invitamos hoy al debate del que emergerá el nuevo liderazgo socialista. Es una frase sencilla pero rotunda y tiene la virtud de obligar a todos los socialistas al ejercicio de reconocer lo avanzado, entender las motivaciones y emociones colectivas del Chile del presente y empujar las rígidas fronteras de lo posible para alentar las esperanzas en un futuro mejor. Queremos seguir abriendo las grandes alamedas.

Llegar hasta aquí no ha sido sencillo. Han sido 16 años de bregar, a veces con lentitud exasperante, por desmontar el dispositivo autoritario que legó la dictadura. Han sido necesarias largas y tesoneras luchas para hacer avanzar la justicia en materia de violaciones a los derechos humanos. Ha sido necesaria una década y media antes de obtener un parlamento con origen pleno pero imperfecto en la soberanía popular y un plazo casi tan largo para derogar la pena de muerte y la censura, reconocer legalmente los múltiples rostros de la familia chilena y consagrar el divorcio.

Pero ha sido un lapso que también ha permitido desplegar la acción de las políticas públicas en las infraestructuras productivas y sociales y en nudos duros de la injusticia ancestral de Chile, como el acceso educativo, el déficit habitacional, la calidad y extensión de la cobertura de salud pública, el incremento de los salarios. Sus resultados no admiten complacencias: sigue siendo la desigualdad y la polarización social y espacial el principal dilema político del Chile de hoy. Pero los esfuerzos de los gobiernos de la Concertación han resultado vitales para refutar la condena a la marginación que pendía sin cortapisas sobre miles de compatriotas que han encontrado la mano solidaria del Estado. Porque hemos avanzado este trecho, hoy Chile reclama más.

Y no sólo la ampliación de la dimensión protectora del Estado. También la extensión de los derechos y libertades ciudadanas. El Chile alumbrado en el tortuoso trayecto de la transición se resiste a limitar su demanda de participación y protagonismo. La emergencia del liderazgo de Michelle Bachelet es quizá su evidencia más patente. No hay más fantasmas tutelares que inhiban la capacidad de sumar colores al dibujo de la patria que queremos. No más amenazas creíbles de cancelar por la fuerza el foro de las ideas.

Coherencia

La demanda a las instituciones políticas se vuelve más exigente. El escrutinio ciudadano reclama evidencia comprobable de conductas y propuestas. Y de coherencia.

Democracia, justicia, participación, tolerancia y respeto a la diversidad, valores centrales de la oferta de transformación que proponen los socialistas tienen por test elemental su pleno ejercicio entre nosotros. Suponer que podemos renovar nuestro pacto de representación con las chilenas y chilenos que comparten nuestros valores y aspiraciones de izquierda sin dar testimonio cotidiano de nuestra capacidad para actuar y convivir ceñidos a estos es subvalorar la capacidad ciudadana. Izquierda se conjuga en hacer, no solo en decir y esta distinción se valora y castiga en sociedades, como la nuestra, crecientemente informadas y atentas.

Junto al cómo hacer, que reclama de nuestra capacidad para que los procedimientos de nuestra vida interna se correspondan con aquellos que demandamos para la sociedad, los ciudadanos también exigen claridad de propósitos. El nuestro lo entendemos inalterable en sus fundamentos: representar los intereses de los trabajadores, de los postergados, de aquellas y aquellos determinados a priori por la estructura económica y social imperante a un rol subordinado.

Un proyecto socialista de transformación radicalmente democrática de Chile

El nuestro es un partido que aspira a una transformación radicalmente democrática de Chile. Porque Chile es social y económicamente injusto, luchamos por la justicia social. Porque Chile es discriminatorio en materia de minusvalías, género, orientación sexual , pertenencia étnica y a grupos etáreos, luchamos por una sociedad igualitaria, fraterna y solidaria. El PS es un agente de cambio, no un garante del status quo conservador. Conjugamos voluntad política, responsabilidad y sueños libertarios e igualitarios.

El balance de los últimos quince años es más que promisorio para el socialismo, que no solo se ha constituido en una fuerza responsable de gobierno sino en una respetable fuerza parlamentaria, aumentando significativamente su representación en la Cámara de Diputados y constituyéndose en la primera fuerza senatorial de la Concertación.

Pero no estamos aún a la altura del desafío.

Los socialistas debemos tener la voluntad de ser los mejores representantes de los trabajadores y de los excluidos, que necesitan como nunca de nuestra voz y de nuestra acción.

Los socialistas debemos tener la voluntad de ser una eficaz alternativa al neoliberalismo y su ley del más fuerte para garantizar acceso universal a una vida digna frente a la exclusión, protección social frente a la precariedad y la inseguridad económica e igualdad de oportunidades frente a la discriminación y el poder de las oligarquías.

Los socialistas debemos tener la voluntad de contribuir con nuestra lucha política a conquistar y consolidar los derechos civiles, políticos, sociales y culturales que la sociedad chilena hoy demanda para todos y todas.

Los socialistas debemos tener la voluntad de promover los valores de la igualdad, la libertad, la solidaridad y la responsabilidad con las futuras generaciones.

Los socialistas debemos tener la voluntad de transformar la raiz de la desigualdad: el predominio de los más fuertes en mercados descontrolados. Debemos tener la voluntad de hacer funcionar una economía plural con mercados gobernados social, cultural y ecológicamente en beneficio de las mayorías, luchando contra la concentración y el dominio del poder económico sobre los trabajadores y contra la depredación de la naturaleza.

Estas son las razones de ser del socialismo. Los socialistas agrupados en esta lista nunca renunciaremos a nuestras banderas, ni nos inclinaremos ante los poderosos ni ante sus sistemas de influencia y corrupción.

Liderar la democratización del país

Nuestras banderas no avanzarán si no rompemos las cortapisas antidemocráticas aún existentes en Chile. Luego de años de lucha, Chile posee una constitución relativamente democrática. Sin embargo esto no significa que dicha carta fundamental represente los anhelos del socialismo. En este sentido, aspiramos a liderar la construcción de una institucionalidad en que se mejore la representación, se multiplique el control ciudadano de los centros de poder, se fomente activamente la participación ciudadana y se establezca los derechos y deberes de los ciudadanos con una visión moderna y progresista en un Estado democrático y social de derecho. Lucharemos por el cambio del sistema electoral vigente, la descentralización, la democratización de los procesos de selección de autoridades regionales y la expansión de los derechos ciudadanos frente a eventuales abusos del estado y sus agentes.

Colaborar con el éxito del gobierno

La misión del PS en los próximos cuatro años será asegurar el éxito del Gobierno de la Presidenta Bachelet. En esto no hay dos visiones en el Partido.

Colaborar con el gobierno significa apoyar, proponer y criticar lealmente lo que no esté funcionando bien. De esta manera se está verdaderamente comprometido con un gobierno, no manteniendo en la inmovilidad y la inacción a la militancia partidaria, ni menos al movimiento social en sus diversas expresiones. El PS es un partido de gobierno que lucha contra todas las injusticias. Por ello el socialismo no debe temer al debate, pues este enriquece y asegura la realización del programa de transformación ofrecido por la Presidenta Bachelet, al que adherimos plenamente.

Un partido a la altura del nuevo estilo de la Presidenta Bachelet

El socialismo debe ser a la vez participativo, transparente y dotado de una estructura institucional sólida y respetada por todos. No queremos más caudillos y grupos de poder por el poder. Queremos fraternidad y espíritu inclusivo. Ello implica una reforma partidaria en profundidad que asegure: i. aumentar la autonomía política de las regiones, entregándoles incluso el poder de seleccionar a los candidatos partidarios a los distintos cargos de elección popular; ii. reorganizar el Comité Central y sus secretarías, de forma que pueda llegar a ser realmente el órgano que entrega los lineamientos estratégicos del partido; y iii, fiscalizar eficazmente la transparencia de los actos eleccionarios del partido.

Un partido abierto y acogedor

Es claro que uno de los grandes problemas del Partido Socialista de Chile hoy, es que es una orgánica absolutamente clausurada a la sociedad, y en el que la falta de debate y participación va creando un clima de intolerancia y deslealtad que nada tienen que ver con los grandes valores que todos decimos profesar.

El socialismo del futuro debe ser abierto al mundo, enraizado en la sociedad y tolerante. Ello implica entre otras cosas: abrirse a la interacción con el sindicalismo, los grupos ciudadanos y movimientos sociales diversos que permanentemente puedan dar opiniones a las instancias decisorias del partido, mejorar la coordinación política entre todas las orgánicas del polo progresista y movimientos sociales de izquierda; y, finalmente, sancionar fuertemente cualquier atentado a la ética o la convivencia partidaria. Estos son nuestros compromisos.

Santiago, 23 de marzo de 2006.

CANDIDATAS Y CANDIDATOS A LAS DIRECCIONES REGIONALES (cédula de votación de color rosado)

CANDIDATAS Y CANDIDATOS A LAS DIRECCIONES REGIONALES (cédula de votación de color rosado)

Región Metropolitana: 
LISTA  B:  “NUEVO  SOCIALISMO”
  6  Patricia Abarzúa
  7  Omar Arenas
  8  Hugo Bordoli
  9  Natalia Bustamante
10  Marcelo Farías
11  Cristina López
12  Carla Molina
13  Germán Molina
14  Sofía Quiroga
15  Marcos Salgado
16  Rodrigo Vásquez
17  José Zúñiga

LISTA  D:  “GRANDES  ALAMEDAS"
26   Luis  Sánchez  Castellón
27   Carmen  Martínez
28   Silvia  Riquelme
29   Gerardo  Sánchez
30   Lincoyán  Zepeda
31   Soledad  Monsalves
32   Armando  Villagra
33   Cristián  Troncoso
34   Herminda  Fredes
35   Juan Carlos  Larrañaga
36   Karla  Espinoza
37   Claudio  Burgos

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

CANDIDATAS Y CANDIDATOS AL COMITÉ CENTRAL DE ELECCIÓN REGIONAL (cédula de votación de color amarillo)

CANDIDATAS Y CANDIDATOS AL COMITÉ CENTRAL DE ELECCIÓN REGIONAL (cédula de votación de color amarillo)


Tercera Región de Atacama
:
Lista B:  "Anchas Alamedas, Nuevo Socialismo"
 3  Igor Verdugo Herrera
 4  Consuelo Cruz Vega

Quinta Región de Valparaíso:
Lista D: "Grandes Alamedas"
11  Roberto Irribarra Guerrero
12  Eduardo Muñoz Inchauti
13  Verónica Mancisidor Calderón
14  Mercedes Córdova Castro

Sexta Región del Libertador Bernardo O’Higgins:
Lista A:  "Participación y Democracia"
    1  Edison Ortiz González
    2  Alba Garrido Jaque
    3  Lorenzo González Cabrera

Séptima Región del Maule:
Lista B:  "Grandes Alamedas"
    
4  Rebeca Bulnes Rozas
    5  Patricio Herrera Blanco

Región Metropolitana:
Lista E:  "Grandes Alamedas"
44  Juana Andreani Ortega
45  Carolina Azócar Aguirre
46  Horacio Azócar Bustamante
47  Doris Cid Viveros
48  Genaro Cuadros Ibáñez
49  Carolina Fajardo Moyano
50  Laura Gómez Chaparro
51  Alfonso Guerra Muñoz
52  Leonardo Jorquera Silva
53  Michel Lavín Espinosa
54  Luis Lobos Palma
55  Jenny Núñez Campbell
56  Juan Ortega Vidal
57  Manuel Pavez Rubio
58  Alejandro Reyes Chacana
59  Marcela Rosales Belmar
60  Nelson Salinas Montalva
61  Mónica Sánchez Aceituno
62  María Isabel Sotomoyor Barra
63  Osvaldo Torres Gutiérrez
64  Juan Valdés Valdés
65  Alberto Zerega Ponce

CANDIDATAS Y CANDIDATOS AL COMITÉ CENTRAL DE ELECCIÓN NACIONAL (cédula de votación de color celeste)

CANDIDATAS Y CANDIDATOS AL COMITÉ CENTRAL DE ELECCIÓN NACIONAL (cédula de votación de color celeste)

LISTA F: GRANDES ALAMEDAS

 71 Isabel Allende Bussi
 72 Sergio Aguiló Melo
 73 Manuel Almeyda Medina
 74 Arturo Barrios Oteiza
 75 Ana Bell Jaras
 76 Guido Camú Urzúa
 77 Karina Reyes Chacana
 78 Edgardo Condeza Vaccaro
 79 Germán Correa Díaz
 80 Uldaricio Figueroa Valdivia
 81 Jaime Gazmuri Mujica
 82 Maria Cristina Gutiérrez Ezeta
 83 Natalia Herrera Lazcano
 84 María Angélica Ibáñez San Martín
 85 Marta Meza Lavín
 86 Anita Melo Lagos
 87 Patricio Mery Bell
 88 Carolina Martínez Gallegos
 89 Gonzalo Neira Novoa
 90 Claudia Núñez Gamboa
 91 Verónica Oxman Vega
 92 Pamela Pereira Fernández
 93 Fernando Quiroga Capino
 94 Fulvio Rossi Ciocca
 95 Carolina Rossetti Gallardo
 96 Karla Ruiz Sepúlveda
 97 Héctor Turra Paredes
 98 Patricia Troncoso Astudillo
 99 Lautaro Videla Moya
100 Marcelo Zamora Retamal

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres